DIARIO DE UNA LULÁSTICA

Lulàs_Lulàs

DIARIO DE UNA LULÁSTICA

CUARTO ARTÍCULO: 8 de marzo de 2020

UNA CADENA DE MUJERES INFINITA 8-M

Queridas lulásticas,

 

Hoy quería contaros que a veces son mis sueños más reales que mi vida. Es un a veces que dura tan solo unos segundos, hasta que soy consciente deque estoy despierta. De ese instante, siempre consigo aprender alguna clave para seguir avanzando durante el día. Os aclaro esto primero, porque quiero que entendáis que todo lo que viene ahora es pura invención.

Lo cierto es que ayer tuve uno de esos días en los que la energía baja y baja hasta el menos infinito y no hay manera de volverle a poner un valor determinado. Tenía que tomar decisiones que son importantes o al menos eso parecen. De repente, intuía cuál debía ser la solución, pero en mi mente solo aparecía la idea de que iba a defraudar a alguien. No tenía suficiente fuerza para tomar mi propia decisión. Así, pensando, me quedé dormida. Al despertar, recordé que había soñado que iba al baño y en el espejo me encontraba escrita una frase:

“Deberías ser dos cosas: quién y lo que tú quieras” (Anónimo)

Me produjo tal emoción el recuerdo, que llamé, sin despegar los ojos, a una gran amiga que escucha atentamente todas mis locuras e incluso se interesa y siempre quiere saber más. Se quedó muy callada y ella habla demasiado. Entonces, le pregunté qué le pasaba. Me dijo que había soñado justo lo mismo, pero a ella le dejaron la frase en una nota junto a la mesita de noche. En la suya ponía:

“Si siempre intentas ser normal, nunca sabrás lo increíble que puedes ser” (Anónimo)

Ese día, nos fuimos a celebrar nuestra conexión y en la carta del bar que elegimos, aparecía escrito con una letra brillante:

“Enamórate de ti, de la vida, y luego de lo que tú quieras” (Anónimo)

Brindamos por nuestro enamoramiento y suena de repente el teléfono. Era mi madre que sabía cómo me encontraba y me dijo: - Hace tiempo leí una frase en un periódico, no aparecía el autor (presuponiendo, como de costumbre, que lo escribía un hombre), pero se me quedó grabada. Creo que hoy, la deberías grabar tú-:

“Si obedeces todas las reglas, te perderás toda la diversión” (Anónimo)

Obviamente esta historia es un sueño dentro de otro. Seguramente nuestra realidad también fue el sueño de Virginia Woolf, quien un día escribió: “Durante la mayor parte de la historia, anónimo era una mujer”. Hoy, todas estas frases que os he traído tienen autora. Están firmadas, por el mismo orden que aparecen, por Coco-Channel, Maya Angelou, Frida Kalho y Katherine Hepburn. Grandes mujeres empoderadas de la historia que han luchado, cada una en su época, contra la discriminación que han sufrido y que seguimos sufriendo las mujeres por el simple hecho de serlo.

Hoy es 8 de marzo. Para nosotras, una fecha importante en el calendario. Se celebra el Día Internacional de la Mujer y por eso las recordamos a ellas. Por supuesto, pedimos el fin de la discriminación por razón de sexo y de otros actos machistas. Ojalá algún día, alguna mujer, escriba que nosotras hemos visto este sueño cumplido. Mientras tanto, la historia que hemos inventado podemos hacerla real: Una cadena de mujeres infinita que aun sin conocerse, se dejan mensajes de apoyo hasta que todas lleguemos al 100% de amor propio y nuestra autoestima alcance a las nubes. Al menos, nosotras, por poco literario que quede, nos tenemos a nosotras. Este acto se llama sororidad y no es otra cosa que las relaciones que establecemos para empoderarnos juntas o como nos gusta decir en Lulás-Lulás: ¡PARA BRILLAR Y BRILLAR!

Hoy, queridas lulásticas, queremos daros las gracias por apoyar los sueños de otras mujeres como lo hacéis con nuestro proyecto. Y ya sabéis, como siempre, os espero en la calle Trajano deseando de conocer los vuestros.

Con mucho cariño: Ana Belén. ________________________________________________________________________________________________

TERCER ARTÍCULO: 16 de febrero de 2020

LAS ENSEÑAZAS DE UN SUEÑO CUMPLIDO O DEL CAMINO HACIA ÉL

Perseguir un sueño es el emocionante viaje hacia un sentimiento que anhelamos.

 

Queridas lulásticas, hoy quiero compartir con vosotras cuáles han sido mis aprendizajes en esta aventura de cumplir sueños. Realmente, este artículo estaba destinado a titularse “Hoja de ruta para cumplir un sueño”, porque estoy segura de que en estas enseñanzas hay claves fundamentales para alcanzarlos. Entonces, seguramente os estéis preguntando por qué no lo he hecho si puede resultar incluso más atractivo. Como lectora, las verdades absolutas me aburren, me agobian, y como persona inquieta, las teorías que defienden que A+B es igual a C me decepcionan siempre y me hacen perder la ilusión, porque no me creo que exista una única realidad sobre absolutamente nada. Donde cabe algún tipo de duda allá voy yo, impaciente, a investigarlo. Me encantaría que lo hicierais vosotras con este artículo, os prometo que os llevaréis muchas sorpresas.

Hoy considero que cuando perseguimos un sueño, lo que realmente buscamos es un sentimiento. Sentirnos felices, realizadas, valoradas, independientes, libres… Cada una el suyo y al final, lo que conseguimos es brillar, que es a lo que hemos venido. Ya os he hablado de esto antes y lo seguiré haciendo hasta que vosotras queráis. Por eso, tengo que explicaros a qué me refiero con tanto brilli-brilli. Para mí la luz no es otra cosa que la pura consciencia de quiénes somos, es esa bombilla que se enciende cuando nos atrevemos a conocernos a nosotras mismas, es mirarnos en profundidad y por completo, empezando primero desde dentro para luego poder exteriorizarlo ¿Estáis preparada para comenzar el viaje hacia vosotras mismas? Os traigo algunos consejos que os invito a poner en práctica para que podáis conseguir cualquier cosa que os propongáis en esta mágica vida.

1. El primer paso que debemos dar para diseñar el camino hacia nuestro sueño es conocernos. Y os preguntaréis ¿para qué? Vamos a dedicar muchísimo tiempo a nuestros propósitos, entonces debemos preguntarnos si realmente ese sueño es el que sentimos o si es un deseo que nos viene impuesto porque es lo que las demás personas esperan o han proyectado en nosotras.

2. Una vez nos hemos conocido, debemos aceptarnos y querernos hasta el infinito y más allá. Nosotras somos nuestro primer apoyo. Puede que cuando te pares a pensar en el prime paso, descubras algo en ti que no esperabas. Ahí está la verdad y quizás tengas que romper con todos tus esquemas mentales que habías llevado mucho tiempo construyendo para empezar de cero. Ese proceso requiere mucha aceptación, compasión y amor propio.

3. Convencernos de que en el universo las posibilidades son infinitas. Probablemente, cuando tengas clarísimo cuál es tu sueño, se apoderen de ti todo tipo de creencias de que estás demasiado lejos de alcanzarlo. Esto sucede porque normalmente, pensamos en las posibilidades que tenemos según nuestras circunstancias y se nos olvida que en el universo están todas las oportunidades. Todo lo que puedas imaginar ya existe, aunque sea en tu mente, y ¿hay algo más real que lo que está dentro de ti?

4. Escribir en una hoja, en un espejo o donde más te guste, cuál es ese sueño con el mayor número de detalles posibles y justo al lado, el sentimiento que estás persiguiendo en tu vida. Guárdala en un sitio accesible para poder leerla en cualquier momento. Cuando se escriben los sueños, debe hacerse como en una especie de carta a una misma y con todo el cariño del mundo. Seguramente, si le dedicas tiempo a este paso, descubrirás en ti fuentes de inspiración que ni siquiera sabías que tenías. Los detalles te ayudarán a seguir con el siguiente consejo.

5. Dedica unos minutos del día a imaginar cómo se cumple ese sueño. Este paso recomiendo siempre hacerlo justo antes de ir a dormir. Con los ojos cerrados, visualiza una pantalla en blanco y obsérvate en el momento en que lo has cumplido. Crea tu propia película. Siente esas mariposas en el estómago fruto de la adrenalina que produce el sentimiento que tanto buscas. Este ejercicio es la visualización creativa de la que os hablaba en el primer post y sobre la que profundizaremos si os apetece y cuando vosotras queráis. ¡A mí me encantan porque al día siguiente te levantas con muchísima energía positiva!

6. Actúa. Pregúntate cada día qué paso has dado para estar más cerca. Cuando menos te lo esperes, habrás recorrido todo el camino. Este ejercicio es fundamental. Hay muchas personas que siguen defendiendo la idea de “pide y se te dará”. No te digo que sea mentira, hay pocas cosas que pongo en duda, pero yo prefiero añadirle una palabra: “pide, actúa y se te dará”. La acción es necesaria y además da un toque de emoción a la película. Hay que dar pasos, tenemos que equivocarnos, cometer locuras, pasarlo bien, en definitiva, vivir el día a día.

Estos seis aprendizajes que yo he ido adquiriendo en un proceso largo de autoconocimiento que aún no ha terminado, (y creo que no acabará nunca) no son los únicos. Seguramente tampoco serán los que mejor funcionan, pero son los que suelo aplicar cuando me propongo algo y más de una vez he sentido que existe la magia.

Es importante saber que los sueños están para disfrutarlos también mientras se luchan. Es un error obsesionarnos con la meta, debemos enfocarnos en los sentimientos viviendo siempre el presente y dándonos el permiso que nos merecemos para soñar.

Ahora comprenderéis por qué al principio os hablaba de las enseñanzas de cumplir un sueño o del camino hacia él. Lo que realmente importa es que cada día dediquemos algún momento a perseguirlos, en esos instantes somos verdad, y siendo verdad es más fácil brillar en este presente. Con esa luz seguramente podremos ver nuestro sueño cumplido.

Me encantaría conocer cuáles son tus aprendizajes, tus experiencias a la hora de poner en práctica algunos de estos consejos que os he mandado o si queréis que profundice sobre alguno en concreto (que hoy ya me he pasado escribiendo). Por eso, ¡vente a la calle trajano y me lo cuentas todo! Te estoy esperando con nuestras joyitas que te recordarán a cada instante que los días están hechos para soñar y brillar. ________________________________________________________________________________________________

SEGUNDO ARTÍCULO: 03 de febrero de 2020

UN MES MÁGICO MERCADILLO NAVIDEÑO EN NERVIÓN PLAZA CON JOYITAS PARA SOÑAR 100% LULÁS-LULÁS

 

Si escribo diciembre y magia, podrías pensar de inmediato en una navidad ideal. Pero ¿qué es lo ideal si no algo que “se ajusta muy estrechamente a un modelo o prototipo de perfección”, tal y como aparece en el diccionario? Seguro que nunca pensarías que una navidad ideal pudiera ser trabajar en un mercadillo navideño, de lunes a domingos a un ritmo frenético. La magia y vosotras habéis hecho que la nuestra haya superado cualquier expectativa o prototipo de perfección.fantasía.

Alguna vez leí que las personas que vibran en la misma energía terminan encontrándose en la vida para crecer y brillar, para facilitar la existencia misma y para demostrarse, que luchar siempre tiene sentido. Creo que justo eso fue lo que me pasó con Lourdes, la inventora de este proyecto. Recibí su llamada diciéndome que contaba conmigo para trabajar en Nervión justo cuando acababa de terminar un contrato en la universidad, y algo me decía que esa experiencia traería cambios importantes a mi vida. Y así ha sido, al menos hoy estoy aquí.

No os imagináis el ímpetu con el que hablaba de su marca. Me entusiasmaba tanto que solo pude decir que sí y menos mal. Os mentiría si no os dijera que al principio sentí un poco de miedo, pero ahí es donde comienza toda aventura y todo sueño.

El primer día íbamos expectantes, porque nunca se sabe cómo serán las historias que todavía no se han contado. El último, Lourdes escribía:

“Último día en Nervión. Tenemos ganas de llegar a la meta, pero a la vez da pena porque han sido treinta días de lo que más me gusta: conoceros, escucharos y entendernos, cara a cara, de persona a persona. Es lo que más me gusta de este proyecto, estar en tienda, lo tengo cada día más claro. Estar al pie del cañón es lo mío y a veces lo echo taaanto de menos…”

Los otros veintiocho días restantes os hemos conocido, os hemos contado quiénes somos y a dónde queremos llegar. Nos hemos emocionado juntas, bailando al ritmo de resistir. Hemos reído lo suficiente como para querer repetir. Nos hemos endulzado algunas tardes con las garrapiñadas de nuestros vecinos. El vino dulce también nos ha acompañado. Nos encanta brindar, es una especie de gratitud por todo lo que acontece y de esperanza por todo lo que acontecerá. Hemos sentido nerviosismo cuando nos dejábamos solas en la búsqueda de un café, porque queríamos que siempre estuvierais bien atendidas. El viento nos hizo vivir alguna que otra anécdota dejándonos imágenes que jamás podremos borrar. Hemos recibido las visitas de personas que han venido para cuidarnos. Hemos hablado con pajes reales y hasta una reina maga llegó antes que las cabalgatas, contra todo pronóstico. Hemos hecho rutas gastronómicas por todos los bares que nos rodeaban. Nos hemos vestido con las paredes del puesto. Nos han dado las dos de la mañana montadas en una furgoneta de mudanzas con la satisfacción de haberlo conseguido. Hemos compartido confidencias y nos habéis dado la energía suficiente para seguir y seguir. Por eso queremos devolveros el apoyo, el cariño, la fuerza y acompañaros en vuestros sueños ¿No os parecen suficientes los motivos para impulsar este blog que es de todas?

Os invitamos a la tienda, uno de nuestros rincones favoritos de esta ciudad, que es vuestra casa y un lugar donde poder soñar siempre será posible. Nuestras joyitas impregnadas de esta energía os lo recordarán cada día, que es un nuevo florecer. Estad atentas porque pronto recibiréis noticias de en qué consiste todo esto. Ojalá os ilusione tanto como a mí. ________________________________________________________________________________________________

PRIMER ARTÍCULO: 26 de enero de 2020

DIARIO DE UNA LULÁSTICA

 

Los diarios, a menudo, suelen guardarse en el cajón más recóndito de una habitación cualquiera y, a ser posible, bajo llaves. En cambio, estoy segura, son tesoros que contienen más información sobre la vida y los sueños que cualquier libro jamás escrito. Por eso nosotras queremos compartir el nuestro. Hablo de nosotras porque en mis vivencias están las de todas las mujeres que me habitan y en mis experiencias, las de todas las personas que se acercan a Lulás- Lulás y a mi vida. Hablo de nosotras, también, porque ahora somos dos, Lourdes y Ana, pero seremos todas cuantas queráis formar parte de esta fantasía.

Para que este sea el diario de todas las lulásticas, un sitio en el que compartir nuestras ilusiones, nuestros éxitos y por qué no, esos momentos en los que deseamos abandonarlo todo, que también los hay, debo contaros cómo he llegado hasta aquí, pues pretendemos que la naturalidad y la transparencia formen parte de nuestra esencia.

Han pasado ya nueve años desde que aterricé en esta ciudad mágica que es Sevilla, para estudiar periodismo en una búsqueda incesante por la verdad. En mí y en las otras, en mis circunstancias y en las nuestras. Así vencí la carrera llegando a una meta que no esperaba: dar con lo real es laberíntico, más difícil aún alcanzar a comunicar la exactitud.

En esta búsqueda incesante por la verdad, terminé realizando un máster en intervención social para luego estar inmersa en una tesis doctoral bajo la rama de investigación del género.

Mientras tanto, he sobrevivido sirviendo infinitos cafés, saludando a todo el país detrás de un teléfono y poniendo casi tantas copas como me he tomado.

También había que alimentar al alma. Entonces, a través de la poesía descubrí que para buscar la verdad afuera, primero debía encontrarla dentro de mí.

Así llegué a la conclusión de que hemos descendido a este mundo para ser felices siempre en el momento presente y el futuro ya vendrá, y el pasado, ya pasó. Cuando interioricé esta idea como un mantra empecé a ser consciente de todos los regalos que me hacía la vida y que me ponían en el camino para lograr mi sueño y mi misión: escribir y compartir.

Entonces el universo me trajo a este lugar que es un sueño cumplido y compartido.  Un proyecto local impulsado por una mujer emprendedora con mucha fuerza que defiende la producción local ética, la armonía entre las personas, la solidaridad y el afán porque todas cumplamos nuestras aspiraciones como ya dije una vez, con mucha purpurina y un toque de brilli-brilli.

En Lulás- Lulás queremos que todas las mujeres alcancen sus sueños, que juntas, afrontemos los miedos hasta perderlos de vista, que saquemos a relucir nuestra química. Esos que nos hacen dibujar una sonrisa con tan solo imaginarlos. Los que habíamos olvidado por las inercias de la rutina; es tiempo de pararse a meditar. Los que acabamos de idear y jamás sospechamos que pudieran ser nuestros; es hora de dejarlos pasar, de darles la oportunidad que se merecen, que nos merecemos. Los que nos dijeron que nunca podríamos alcanzar, es el momento de demostrar que podemos con todo (¡ojo! con todo lo que nos proponemos, no con lo que a veces, pretenden imponernos).

 Queremos sacarlos del mundo onírico para traerlos a la realidad porque queridas, no sabemos qué os habrán contado hasta ahora, de lo que estamos segura en Lulás-Lulás es de que todos son posibles y de que cada uno de ellos nos permiten encontrar nuestras propias verdades y esencias.

Dicen que cuando nos imaginamos en un escenario viviendo la escena que queremos, de manera rutinaria, y sentimos lo que sentiríamos si fuera real, al final conseguimos que ese escenario sea nuestra propia casa y el sentimiento permanece en ella para siempre. A esta actividad la llaman visualización creativa. Si le añadimos el ingrediente del esfuerzo y la acción, estaremos listas para brillar, ¿acaso la existencia consiste en otra cosa?

 ¿Y si entre todas inventamos la obra de teatro en la que tu sueño se cumple y el camino para lograrlo se convierte en tu objetivo? Estamos deseando de que le pongas título o nos narres cómo los has logrado si es que ya los has conseguido. Como dice Lourdes, sois nuestra fuente de inspiración, creáis nuestra propia historia con vuestra interacción, con cada una de vuestras palabras y con cada gesto. Por eso hoy te pregunto:

¿Y tú, te atreves a soñar? En el atreverse está la oportunidad que tenemos para, como diría Brené Brown, vivir de todo corazón o como diría una lulástica como yo, convertirnos en luces de neón andantes, “volantes”, infinitamente mágicas.

¡Te espero en el número 19 de la calle Trajano para que me lo cuentes todo, el lugar donde además podrás encontrar tus joyitas para soñar!

 


TERCER ARTÍCULO: 16 de febrero de 2020

LAS ENSEÑAZAS DE UN SUEÑO CUMPLIDO O DEL CAMINO HACIA ÉL

Perseguir un sueño es el emocionante viaje hacia un sentimiento que anhelamos.

 

Queridas lulásticas, hoy quiero compartir con vosotras cuáles han sido mis aprendizajes en esta aventura de cumplir sueños. Realmente, este artículo estaba destinado a titularse “Hoja de ruta para cumplir un sueño”, porque estoy segura de que en estas enseñanzas hay claves fundamentales para alcanzarlos. Entonces, seguramente os estéis preguntando por qué no lo he hecho si puede resultar incluso más atractivo. Como lectora, las verdades absolutas me aburren, me agobian, y como persona inquieta, las teorías que defienden que A+B es igual a C me decepcionan siempre y me hacen perder la ilusión, porque no me creo que exista una única realidad sobre absolutamente nada. Donde cabe algún tipo de duda allá voy yo, impaciente, a investigarlo. Me encantaría que lo hicierais vosotras con este artículo, os prometo que os llevaréis muchas sorpresas.

Hoy considero que cuando perseguimos un sueño, lo que realmente buscamos es un sentimiento. Sentirnos felices, realizadas, valoradas, independientes, libres… Cada una el suyo y al final, lo que conseguimos es brillar, que es a lo que hemos venido. Ya os he hablado de esto antes y lo seguiré haciendo hasta que vosotras queráis. Por eso, tengo que explicaros a qué me refiero con tanto brilli-brilli. Para mí la luz no es otra cosa que la pura consciencia de quiénes somos, es esa bombilla que se enciende cuando nos atrevemos a conocernos a nosotras mismas, es mirarnos en profundidad y por completo, empezando primero desde dentro para luego poder exteriorizarlo ¿Estáis preparada para comenzar el viaje hacia vosotras mismas? Os traigo algunos consejos que os invito a poner en práctica para que podáis conseguir cualquier cosa que os propongáis en esta mágica vida.

1. El primer paso que debemos dar para diseñar el camino hacia nuestro sueño es conocernos. Y os preguntaréis ¿para qué? Vamos a dedicar muchísimo tiempo a nuestros propósitos, entonces debemos preguntarnos si realmente ese sueño es el que sentimos o si es un deseo que nos viene impuesto porque es lo que las demás personas esperan o han proyectado en nosotras.

2. Una vez nos hemos conocido, debemos aceptarnos y querernos hasta el infinito y más allá. Nosotras somos nuestro primer apoyo. Puede que cuando te pares a pensar en el prime paso, descubras algo en ti que no esperabas. Ahí está la verdad y quizás tengas que romper con todos tus esquemas mentales que habías llevado mucho tiempo construyendo para empezar de cero. Ese proceso requiere mucha aceptación, compasión y amor propio.

3. Convencernos de que en el universo las posibilidades son infinitas. Probablemente, cuando tengas clarísimo cuál es tu sueño, se apoderen de ti todo tipo de creencias de que estás demasiado lejos de alcanzarlo. Esto sucede porque normalmente, pensamos en las posibilidades que tenemos según nuestras circunstancias y se nos olvida que en el universo están todas las oportunidades. Todo lo que puedas imaginar ya existe, aunque sea en tu mente, y ¿hay algo más real que lo que está dentro de ti?

4. Escribir en una hoja, en un espejo o donde más te guste, cuál es ese sueño con el mayor número de detalles posibles y justo al lado, el sentimiento que estás persiguiendo en tu vida. Guárdala en un sitio accesible para poder leerla en cualquier momento. Cuando se escriben los sueños, debe hacerse como en una especie de carta a una misma y con todo el cariño del mundo. Seguramente, si le dedicas tiempo a este paso, descubrirás en ti fuentes de inspiración que ni siquiera sabías que tenías. Los detalles te ayudarán a seguir con el siguiente consejo.

5. Dedica unos minutos del día a imaginar cómo se cumple ese sueño. Este paso recomiendo siempre hacerlo justo antes de ir a dormir. Con los ojos cerrados, visualiza una pantalla en blanco y obsérvate en el momento en que lo has cumplido. Crea tu propia película. Siente esas mariposas en el estómago fruto de la adrenalina que produce el sentimiento que tanto buscas. Este ejercicio es la visualización creativa de la que os hablaba en el primer post y sobre la que profundizaremos si os apetece y cuando vosotras queráis. ¡A mí me encantan porque al día siguiente te levantas con muchísima energía positiva!

6. Actúa. Pregúntate cada día qué paso has dado para estar más cerca. Cuando menos te lo esperes, habrás recorrido todo el camino. Este ejercicio es fundamental. Hay muchas personas que siguen defendiendo la idea de “pide y se te dará”. No te digo que sea mentira, hay pocas cosas que pongo en duda, pero yo prefiero añadirle una palabra: “pide, actúa y se te dará”. La acción es necesaria y además da un toque de emoción a la película. Hay que dar pasos, tenemos que equivocarnos, cometer locuras, pasarlo bien, en definitiva, vivir el día a día.

Estos seis aprendizajes que yo he ido adquiriendo en un proceso largo de autoconocimiento que aún no ha terminado, (y creo que no acabará nunca) no son los únicos. Seguramente tampoco serán los que mejor funcionan, pero son los que suelo aplicar cuando me propongo algo y más de una vez he sentido que existe la magia.

Es importante saber que los sueños están para disfrutarlos también mientras se luchan. Es un error obsesionarnos con la meta, debemos enfocarnos en los sentimientos viviendo siempre el presente y dándonos el permiso que nos merecemos para soñar.

Ahora comprenderéis por qué al principio os hablaba de las enseñanzas de cumplir un sueño o del camino hacia él. Lo que realmente importa es que cada día dediquemos algún momento a perseguirlos, en esos instantes somos verdad, y siendo verdad es más fácil brillar en este presente. Con esa luz seguramente podremos ver nuestro sueño cumplido.

Me encantaría conocer cuáles son tus aprendizajes, tus experiencias a la hora de poner en práctica algunos de estos consejos que os he mandado o si queréis que profundice sobre alguno en concreto (que hoy ya me he pasado escribiendo). Por eso, ¡vente a la calle trajano y me lo cuentas todo! Te estoy esperando con nuestras joyitas que te recordarán a cada instante que los días están hechos para soñar y brillar. ________________________________________________________________________________________________